¿Qué diferencia a los servidores dedicados de los VPS?

¿Qué diferencia a los servidores dedicados de los VPS?

Imagen cortesía Blog3K. Todos los derechos reservados.

Los clientes que necesitan más recursos de los que una cuenta de alojamiento compartido puede ofrecer, tienen dos opciones de alojamiento web: servidor dedicado o servidor privado virtual (VPS).

¿En qué se parecen?

Ambos, servidores dedicados y servidores privados virtuales, ofrecen un entorno de servidor completo. Un servidor es esencialmente una computadora como su ordenador portátil, con la excepción de que los servidores están especializados para tareas como alojamiento de sitios web.  Los servidores dedicados y virtuales privados tienen un conjunto de recursos y un sistema operativo.  Cualquiera de los dos permite a un usuario instalar el software de su elección.

Como es lógico, los Servidores Dedicados y VPS, suelen tener más recursos disponibles que las cuentas de alojamiento compartido. Pueden soportar más sitios web, incluyendo los sitios web que tienen muchos visitantes.

¿Cuál es la diferencia?

Para crear servidores virtuales, tomamos uno de estos servidores dedicados muy potentes e instalamos un sistema operativo y un software llamado  hipervisor.  Los hipervisores son equipos complejos que simulan un servidor con el software adecuado. Cada servidor virtual simulado tiene su propio sistema operativo y, desde la perspectiva del usuario, es idéntico a cualquier otro servidor.

Debido a que los servidores dedicados que a su vez ejecutan los servidores virtuales son tan poderosos, pueden ser más que suficiente como para ejecutar relativamente sitios web de alto tráfico y aplicaciones, porque cada uno de los servidores virtuales tiene acceso a una parte considerable de los recursos.

Los servidores dedicados tienen la ventaja de que los recursos se encuentran definidos previamente, pero la desventaja es que si falla el hardware físico tu servidor no funcionará o lo hará de forma limitada, mientras es reemplazado.

El VPS tiene la ventaja de carecer de esos problemas de hardware y si los hubiese, por regla general contarás con recursos redundantes. La desventaja es que en un servidor virtual se comparten los recursos con otros clientes, tanto de red, como de memoria y disco, y esto podría tener un impacto en tu aplicación o web.

En resumen, los servidores dedicados y VPS cuentan con similitudes y diferencias remarcables, y a pesar de que ambos gozan de grandes ventajas, para elegir entre un servidor dedicado o un servidor privado virtual, primero debes pensar en los recursos que necesitará tu web o aplicación.

Enviar un Comentario